Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Alineaciones astronómicas en la ermita de San Bartolomé de Ucero en el cañón del río Lobos

Alineaciones astronómicas en la ermita de San Bartolomé de Ucero en el cañón del río Lobos 5 años 5 meses antes #551

  • Rafael Fuster Ruiz
  • Avatar de Rafael Fuster Ruiz
  • DESCONECTADO
  • Administrador
  • Mensajes: 160
  • Gracias recibidas 104
  • Karma: 1
En referencia a nuestro estudio sobre la orientación de la iglesia románica de San Bartolomé de Ucero, en el cañón del río Lobos, hemos recibido una fotografía que nos ha enviado Eric Álvarez en la cual se puede apreciar el efecto de los rayos solares que penetran por el rosetón meridional en el interior del templo.

sanbartolocolimacion.jpg

Colimación de los rayos solares que penetran por el rosetón meridional a principios de octubre

Aunque la foto está movida y fue hecha con un teléfono móvil, se puede observar la intensidad de la colimación que se produce por acción de la trompa interna del rosetón. Fue tomada a principios de octubre, y la posición del disco solar es la esperada para esas fechas, cuando se encuentra a punto de entrar en el que bautizamos como camino del Sol, una franja en el suelo del transepto acotada por dos hileras de piedras.

Como ya apuntamos en su día, los rayos solares que entran por el óculo meridional se proyectan por primera vez en el interior del templo a mediados de septiembre. El año pasado pude comprobar personalmente este punto, y hasta llegué a medir el disco solar que se dibuja sobre el suelo de templo, un efecto lumínico similar al que se puede ver en la foto. Luego verificamos lo que había visto con la hoja de cálculo y cuadró perfectamente. En otras ocasiones hemos calibrado los cálculos, tomando mediciones del ángulo de incidencia de los rayos solares que entran por la ventana oeste y los resultados se han ajustado a esas observaciones.

El “disco solar” se proyecta en el cruce de naves el 31 de octubre, víspera de Todos los Santos, una de esas coincidencias que le hacen a uno arrugar el entrecejo. Es algo de lo que nos dimos cuenta al reconstruir los “pasos del Sol” en el interior del templo el periodo que precede a la alineación del solsticio de invierno, desde que se proyecta por primera vez sobre el camino del Sol, a mediados de septiembre, hasta que alcanzan la losa de la salud situada en la capilla de la Virgen de la Salud el día 22 de diciembre. El Sol se desplaza a una razón de un metro cada 7,6 días durante la primera parte del recorrido hasta llegar al cruce de naves, y luego se desacelera para recorrer 1 metro cada 9,5 días hasta alcanzar la losa de la salud en el solsticio invernal.

De todas formas, se produzcan o no las alineaciones de la forma que indicamos en nuestro trabajo, lo cierto es que la orientación del templo del río Lobos no es la clásica, en dirección Este-Oeste, por lo que debe haber algún buen motivo para ello. Aunque hay muchas teorías al respecto, y desconocemos las razones por las cuales, a partir de cierto momento durante la Edad Media, los templos dejan de apuntar al Este para tomar otras direcciones, generalmente hacia el Noreste, ejemplos como el de la catedral de Mallorca, orientada al Sureste, lo que permite que los rayos solares del solsticio de invierno que entran por el óculo de la Capilla de la Trinidad, situado a levante, atraviesen la nave mayor hasta proyectarse, durante unos minutos, en los muros de poniente formando un caleidoscopio de colores que es todo un espectáculo, nos hace pensar que estas desviaciones respecto al eje natural Este-Oeste son precisamente las que nos revelan las claves astronómicas propias de cada templo.

No creemos que se trate de una cuestión menor, pues la operación de la orientación de un templo era un ritual que tenía un profundo significado para aquellos maestros de la piedra de la Edad Media, pues era una forma de vincular el templo al cosmos y sus ciclos y ritmos temporales, que se establecía el día de su fundación, acaso la onomástica del santo de su advocación. El grado de exactitud de la orientación de la Gran Pirámide de Keops respecto al Norte geográfico, con una desviación de tan sólo 2’ 28” de arco, es más que sorprendente en una obra de tan gigantescas proporciones. Miles de años después, la orientación de un edificio, una ciudad o un campamento, aún seguía teniendo un marcado carácter sagrado y ritual entre griegos y romanos. Como escribe María Cecilia Tomasini, en referencia a las técnicas empleadas por la construcción de los templos hindúes:

«Existían expresiones matemáticas para calcular el día propicio para el inicio de la edificación, y otras, de importancia menor, que tenían en cuenta la casta del fundador y la duración del templo. En las ecuaciones ingresaban números que simbolizaban las ocho orientaciones cardinales, los planetas, los signos zodiacales, la duración del mes y de la semana.»

Sea como fuere, la particular orientación de la ermita del río Lobos, como hemos dicho, a buen seguro tiene una razón de ser. De tener la confirmación de estos efectos de luz podríamos entrar a valorar el significado del culto al Sol Invictus en el contexto de este enclave soriano, que habría condicionado no sólo la orientación del templo sino también la ubicación de la losa de la salud en su interior, que se encontraría en el lugar donde la colocaron sus constructores, a pesar de las reformas que se acometieron a finales del siglo XIX en la capilla de la Virgen de la Salud.

En su libro “Misterios y revelaciones templarias”, Alain Desgris escribe:

«Llama la atención el hecho de que, en la mayoría de los lugares templarios que no fueron saqueados, ni modificados, las posiciones solsticiales señalan ciertos sitios, ciertas piedras, que están allí como otras tantas señales destinadas a seguir el camino de la verdad.»

Nuestro trabajo parte de una serie de indicios que apuntan en una misma dirección: un transepto de menor altura que la nave mayor que sorprende a tirios y troyanos, un rosetón ubicado proporcionalmente a las formas del hastial y a la altura necesaria para que los rayos solares alcancen en el solsticio de invierno la losa de la salud, coincidiendo con la máxima elongación del Sol en el interior del templo. Y no olvidemos el enigmático lapidario en forma de pata de oca tallado en la saetera del ábside, que parece indicar la orientación del templo y la ubicación de la losa de la salud respecto a la posición del Sol en los equinoccios.

Estas otras fotos fueron tomadas en torno al equinoccio de primavera del año 2010. La primera fue tomada sobre las 10:30, por lo que la luz directa que entra por la saetera ya se ha retirado de la capilla donde se encuentra la losa de la salud y se proyecta sobre el suelo unos metros por delante del altar, que no es el original, y obstaculiza el efecto en el instante en que fue tomada la foto. Según nuestros cálculos, es una hora antes cuando se produce la alineación.

DSC00295.JPG

La segunda foto es de la losa de la salud fue tomada momentos después. Se puede observar el ángulo de incidencia de la luz y la sombra que proyecta la esquina del transepto, indicado la dirección donde se encuentra el sol, que es la esperada para esa fecha.

DSC00294.JPG

Según nuestros cálculos, una media hora antes sería fugazmente iluminada por los rayos que penetran por la saetera del ábside.

Para más información : Alineaciones astronómicas en la ermita de San Bartolomé de Ucero
"Ars sine scientia nihil est", atribuido a Jean Mignot, siglo XIV.
Última Edición: 4 años 8 meses antes por Rafael Fuster Ruiz.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.520 segundos