Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Hexapétalas, pirámides, cruces ochavadas y laberintos en la iglesia de Sant Joan d'Isil

Hexapétalas, pirámides, cruces ochavadas y laberintos en la iglesia de Sant Joan d'Isil 5 años 3 meses antes #547

  • Rafael Fuster Ruiz
  • Avatar de Rafael Fuster Ruiz
  • DESCONECTADO
  • Administrador
  • Mensajes: 160
  • Gracias recibidas 104
  • Karma: 1
La iglesia de Sant Joan d’Isil se encuentra levantada casi sobre el mismo río Noguera Pallaresa. Es una construcción románica con algunos elementos góticos posteriores. Poco sabemos sobre su fundación. Está datada en el siglo XII y se cree que fue construida por un antiguo monasterio de monjes benedictinos. Como otras iglesias de la zona de la Vall d’Aneu, aparece citados en la presunta acta de consagración de la catedral de la Seu d'Urgell del 819. Aunque no está clara la autenticidad de este documento, por lo que es posible que ya existiera un templo en el siglo IX.

Los cimientos de la triple cabecera del ábside se asientan sobre un basamento que protege el edificio de la fuerza de las aguas, de donde arranca el conjunto formado por tres naves de planta basilical levantado con la mampostería característica de estas tierras del Pirineo.

Destaca el conjunto escultórico dispuesto en las cornisas rematadas con arcos de piedra. Se trata de un variado catálogo de figuras vegetales, geométricas, animales y antropomórficas de hieráticos rostros reducidos a la mínima expresión. Expresiones puramente románicas, esenciales en su concepción y ejecución. Según algunos investigadores algunos rostros estarían asociados a una iconografía que representaría a Adán y su entrada en el paraíso. Las características estilísticas de estos elementos nos remiten a la labor de un taller escultórico local que daba respuesta a las necesidades constructivas de las parroquias de la zona, como las de Sant Llicer d’Alós d’Isil, Isabarre o Escalarre; a partir de la iconografía característica del siglo XII.

Pocas ocasiones podremos contemplar en un mismo friso lo que se nos muestra en Sant Joan d’Isil. El peregrino que entraba por el camino de Somport llegaba a este rincón de los Pirineos para encontrarse con el siguiente mensaje grabado en la piedra. Si hoy en día nos sentimos algo sorprendidos por esta representación ¿qué debía suponer para los caminantes de aquella época?

LE-ISIL-FRISO.jpg

Podemos contemplar, de izquierda a derecha, los siguientes motivos.

a) Una flor hexapétala, uno de los símbolo más empleado por todas las culturas y en todos los tiempos desde lo más inciertos orígenes, talismán protector y amuleto que concita todo el poder de regeneración de la madre naturaleza. Por otro lado, el número seis nos remite al mundo de la manifestación según la doctrina pitagórica, pero también a la astronomía, 360 grados tiene la circunferencia, y al cómputo del tiempo pues el día tiene 24 horas y el año 12 meses.

b) Dos formas serpentiformes enfrentadas que recuerdan a la figura de un caduceo. Una clara alusión a Hermes el Tres Veces Grande, divinidad de las fronteras y los caminos y mensajero de los dioses, por lo que nos hace pensar en la influencia que las corrientes herméticas medievales tuvieron a lo largo del Camino de Santiago, sobre todo, en el ámbito de los gremios de constructores.

c) Una pirámide en relieve, perfectamente proporcionada, cuyas formas nos recuerdan, por más sorprendente que parezca, a la Gran Pirámide de Gizeh. Pero, ¿qué relación había a principios del siglo XI entre este lugar de los Pirineos y el antiguo Egipto? ¿Quién podía conocer en aquella época las proporciones del monumento egipcio? Bien es cierto, que las pirámides llevan ahí miles de años y que son, sin ninguna duda, uno de los monumentos más increíbles jamás construido por el ser humano. ¿Estamos entonces ante la evidencia de una conexión entre los constructores medievales y el saber procedente del antiguo Egipto?

d) Un laberinto como los que se pueden contemplar en los roquedales atlánticos en forma de petroglifos prehistóricos. Una figura que advierte al peregrino a qué antiguos dioses se va a enfrentar en su camino, ya que su andar le conducirá hasta las costas de Finisterre, donde miles de laberintos y todo tipo de signos y diagramas componen el mayor y más antiguo libro de piedra que conocemos. Louis Charpentier ya advertía que tras la identidad de los petroglifos y las marcas de cantero medievales se dibujaba uno de los grandes misterios del Camino de Santiago, acaso el secreto del lenguaje de los constructores de catedrales.

e) Una cruz ochavada en relieve, quizás la referencia a la doble cruz con la que se establecen las cuatro direcciones del espacio y la dirección de los ocho vientos, operación capital el día de la fundación del recinto sagrado.

f) Finalmente, un signo en forma de un segmento rematado por sendos ángulos, que no sabemos qué puede significar.

Poco más podemos añadir, salvo indicar que las dos figuras con volumen parecen representar principios fundamentales en arquitectura, esto es, las figuras del Triángulo y el Cuadrado como módulos a los que se someten todas las operaciones de trazado que permitían al maestro arquitecto trasladar las ideas que había plasmado en un pergamino sobre el terreno; de esta forma, las proporciones justas, aquéllas dictadas por operaciones geométricas que garantizaban la solidez y estabilidad del conjunto, establecían una especie de “diagrama sagrado” que marcaba la disposición del resto de elementos del recinto. Un recorrido de armonías secretas solo conocidas por el maestro, pues una vez concluida la obra se retiraba la columna invisible, que era como se denominaba al punto sobre el que se vertebraba todo el edificio.

Solo una reflexión más. Fernando Sánchez Dragó escribe en su libro Historia Mágica de España lo siguiente.
Dice la Doctrina: y de esta forma, la corporación de los Maestros Canteros o Constructores de templos pasó a desempeñar un papel cada vez más importante. Sólo los depositarios de la Ciencia podían levantar un edificio sagrado de acuerdo con los Símbolos. Ante todo había que comprender la Pirámide –o sea: el Triángulo- y se les puso el nombre genérico de Iram o discípulos de Ram. Sus instrumentos de trabajo se convirtieron en símbolos naturales de aquel Triángulo inicial. Pero el Compás –dos líneas que abandonan un punto para perderse en el infinito- nada producía por sí mismo. Hubo que añadirle un rasgo horizontal mudándolo en Escuadra. La Plomada conducía directamente a la Divinidad, a la vez centro y circunferencia de todo lo creado. Los maestros Canteros, iniciados en los enigmas del ayer, recibieron el encargo de transmitir al mañana los grandes Arcanos sin caer en la trampa de las revoluciones. Su arte es eterno, porque nadie puede construir espiritual o materialmente sin conocer la Plomada, el Compás y la Escuadra.

Los compagnons, sociedad de artesanos de la piedra en Francia, se consideran sucesores del mítico Maître Jacques, procedente de los Pirineos, quien según cuenta la tradición era tan hábil en el trabajo con la piedra que llamó la atención del maestro Hiram, quien lo reclamó para que lo ayudase en la construcción del Templo de Salomón. Quizás en este contexto encajen mejor estas representaciones que podemos contemplar en Sant Joan d’Isil. De hecho, las proporciones de la Gran Pirámide ya habían sido recogidas por Heredoto.

Cabe preguntarse entonces, como hace Sánchez Dragó en su Camino secreto de Santiago, la siguiente cuestión.
Canterías, Pirineos, jeroglíficos rasguñados en el interior de un círculo, aproximaciones al apóstol: ¿estarían en lo cierto los compagnonnages? ¿Colaboró en la construcción del Templo algún Maître Jacques o Maestro Yago nacido entre las fragosidades españolas y francesas de los pueyos? ¿Es el crisma o doble pata de oca anagogía jacobea del Péndulo de Salomón? ¿Qué cuerda pulsa el nombre de Cristo en esta sinfonía precristiana de la piedra? ¿Existieron letras griegas antes de que la Hélade inventara su alfabeto?
"Ars sine scientia nihil est", atribuido a Jean Mignot, siglo XIV.
Última Edición: 5 años 3 meses antes por Rafael Fuster Ruiz.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Lola Casado Gutiérrez
Tiempo de carga de la página: 0.507 segundos