Las marcas de cantero de San Zoilo de Cáseda

Estamos totalmente de acuerdo, y sobre el tema de  las marcas de cantero queda todavía mucho que dilucidar. No hay que descartar ninguno de los caminos de investigación que se plantean. El sistema de catalogación en el que estamos trabajando contemplamos tres niveles para clasificar una misma marca de cantero: el formal, el funcional y el simbólico, con seis niveles de profundidad, cuyo objetivo es establecer una terminología que nos permita la descripción de todas sus formas.

Marcas de cantero las de muchos tipos y formas diferentes, que cumplían diversos tipos de funciones, de ahí la dificultas de su interpretación. Por otro lado, el investigador ha de distinguir cómo las marcas de cantero pueden revelarnos las distintas etapas constructivas de un edificio, cuál es su distribución y tipología, que nos dan muchas pistas sobre el número de artesanos que participaron en su construcción y su técnica. Esto puede conducirnos a establecer relaciones con otros edificios de la misma época. No cabe duda que las marcas de cantero son una valiosa fuente de información arqueológica. Pero también pueden interpretarse como parte de un código revelado en función del cual se pueden desentrañar algunas de las claves que impulsaban la vida y la obra de los artesanos y maestros constructores del Medioevo.

Una tarea, por desgracia, complicada ya que las sucesivas transformaciones de los edificios y los avatares del tiemplo han hecho desaparecer la gran mayoría, el resto suele estar disperso, debido a que se reaprovechaban los materiales. A esto hay que añadir el lamentable estado de conservación de gran parte de ese patrimonio histórico. Lo que se salvó de las guerras, las catástrofes naturales, las desamortizaciones y el mismo paso del tiempo, cayó en manos, más veces de las deseadas, de la desidia y el total abandono por parte de quienes tendrían que haber gestionado nuestro patrimonio histórico y artístico.

Es por ello que se agradecen trabajos como éste. Nos permiten recuperar parte de ese legado perdido.

 


Si deseáis participar dando vuestra opinión sobre este trabajo o tenéis alguna cuestión que plantear podéis hacerlo desde el foro de SIGNO: Las marcas de cantero de San Zoila de Cáseda, por Simeón Hidalgo Valencia

O bien directamente desde el blog de Simeón Hidalgo: http://simeonhidalgo.over-blog.com/

Compartir